Loading...

viernes, 22 de abril de 2011

El Nazareno bendice a Linares pero la lluvia lo devuelve a su Templo

La madrugá linarense ha contado un año más con la presencia y la Bendición de Nuestro Padre Jesús Nazareno, aunque su estación de penitencia se ha visto acortada por riesgo de lluvia cuando apenas se llevaban dos horas de recorrido. Pese a todo, miles de linarenses han llenado la Plaza de San Francisco para presenciar en primera persona tanto la salida como la entrada de la procesión más multitudinaria de la ciudad.
  Tras un Jueves Santo nefasto para las tres Hermandades que debían realizar su estación de penitencia, -a partir de las seis de la tarde caía un intenso aguacero que ha provocado inundaciones en distintos puntos de la ciudad-, la Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima del Mayor Dolor y San Juan Evangelista miraba al cielo y a las previsiones meteorológicas, ya que cada vez eran menos las horas que faltaban para el inicio de su salida. Aunque en el cielo se divisaba cierta nubosidad, durante la noche y las primeras horas de la madrugada no volvió a llover sobre Linares, razón que llevó a la Cofradía del Nazareno a tomar la valiente decisión de salir a la calle para bendecir a su Pueblo.
  No cabía un alfiler en la Plaza de San Francisco cuando comenzaba a salir la Cruz de Guía y el tercio de San Juan Evangelista. El paso del Apóstol, portado por su fiel cuadrilla de costaleras, fue situado al final de la mencionada Plaza, casi limitando ya con la calle San Francisco. Al contrario que el año anterior, la Imagen de San Juan ha estado algo más cerca de la Bendición del Nazareno, apuntando con su mano hacia las puertas de la parroquia de San Francisco de Asís. Unas puertas que se abrieron a las cuatro en punto de la madrugada para recibir al majestuoso paso dorado que porta a Jesús Nazareno cargado con su Cruz.















  El Paso de Misterio, ya totalmente acabado, ha contado este año con detalles de gran belleza como las cartelas que lo adornan, las cuales representan escenas de la propia Cofradía nazarena además de miniaturas de todas y cada una de las Hermandades de Linares (ver entrada del 8 de abril en este blog). Y presidiendo el paso, justo delante del Nazareno, una miniatura de la Patrona de la Ciudad, la Virgen de Linarejos. 




  Jesús Nazareno fue recibido por vítores en la Plaza de San Francisco a su salida. Impartió su Bendición como cada año al son de la marcha Oración, interpretada por la Banda de Cabecera de la hermandad. E inició su camino por las calles de Linares acompañado por gran cantidad de fieles devotos y por la Banda de Cornetas y Tambores "Coronación" de Campillos (Málaga), que dejó muy buen sabor de boca con las marchas que hizo sonar.










  En último lugar, María Santísima del Mayor Dolor iniciaba su recorrido por la Plaza de San Francisco siguiendo los pasos de su Hijo, que camina lentamente por la senda de la muerte en la Cruz.







  Parecía que la lluvia respetaría al Nazareno y que la Semana Santa de Linares podría contar con una buena estación de penitencia tras los desastres del Miércoles y el Jueves Santo. Sin embargo, la alegría duró poco. Concretamente, menos de dos horas. Cuando la procesión se encontraba a la altura de la calle Sixto Cámara aproximadamente, una ligera llovizna hacía acto de presencia y provocaba que se tomara la decisión de regresar al Templo. Además, se colocaron plásticos a los tres pasos para evitar posibles deterioros si comenzaba a llover en cualquier momento. 
  En lugar de continuar por Sixto Cámara y girar hacia la calle Espartero, como estaba previsto en su itinerario, la procesión atajó por la calle Espronceda y continuó por Viriato para volver en escasos minutos a la Plaza de San Francisco. Allí, cuando el Paso de Misterio se disponía a ser introducido en la parroquia en torno a las seis de la mañana, la lluvia volvía a aparecer, esta vez con más intensidad. Por fortuna, la entrada al Templo no se demoró demasiado, pero la amenaza del agua evitó que se celebrara la tradicional Bendición de cierre (la que debería ser la tercera en condiciones normales).
  Aunque apenas se han completado dos de las aproximadamente diez horas de recorrido previstas, el Nazareno ha podido estar presente en las calles de Linares y bendecir a su Pueblo un año más. Para esta tarde-noche quedan por celebrarse cuatro estaciones de penitencia: Expiración, Descendimiento, Santo Entierro y Soledad. Las previsiones meteorológicas son desfavorables al igual que ayer. Tan solo queda esperar...
  
*Más vídeos del Nazareno en nuestro canal de Youtube: http://www.youtube.com/fervorlinarenseblog

No hay comentarios:

Publicar un comentario